proyectos de paisajismo y jardinería

Tenemos experiencia tanto en el diseño de jardines de nueva planta (jardines para viviendas unifamiliares o urbanizaciones, terrazas, cubiertas de edificios, etc) como en la rehabilitación de jardines históricos.

Desde pequeños jardines privados a parques, buscamos un diseño sobrio y sencillo de mantener basado en la elección de árboles y arbustos adecuados a las características de cada suelo, al clima y a la orientación utilizando variedades autóctonas que requieren un bajo consumo de agua y un nivel de mantenimiento económico.

Realizamos el proyecto de plantación y riego supervisando posteriormente la obra hasta su conclusión. Cuidamos los detalles de elección, transporte y acopio de las plantas y cualquier otro relacionado con el movimiento de tierras, los pequeños trabajos de albañilería o la instalación del sistema de riego y control.

cubiertas verdes

Construir una cubierta verde consiste en cubrir de vegetación la azotea o cubierta de un inmueble con el fin de ahorrar energía, costes de mantenimiento y mejorar el entorno. No se trata de hacer un jardín en una terraza, sino de utilizar una vegetación apropiada, normalmente compuesta por plantas crasas, de baja altura, resistentes al sol directo, tanto al exceso de calor como de frío y a la sequía.

Se diseñan para requerir una atención mínima, reducida prácticamente a un día por año para retirar hierbas que hayan podido crecer y aplicar un abono de liberación lenta. Para ello, se cultivan en una capa muy delgada de suelo formada a base de pequeños "cajones" que hacen muy sencilla su instalación sobre una membrana de polietileno de alta densidad que funciona como protección y drenaje, además de una lámina geotextil antirraíces y del correspondiente aislamiento térmico. En determinadas zonas, con pluviosidad muy baja, se colocan entre ambos unos paneles nodulares que recogen y almacenan una pequeña cantidad de agua suficiente para que las plantas puedan mantenerse en la época seca sin necesidad de riego.

Este tipo de cubierta verde es la más indicada para edificios ya construidos, por ser la que menos peso tiene. Es un sistema aún poco extendido, pero que por su bajo coste de construcción (similar al de reponer el acabado de cubierta tradicional) y de mantenimiento (más duradero y sin elementos que puedan dañarse) empieza a ser conocido y utilizado principalmente en cubiertas de edificios de vivienda colectiva y de edificios industriales y comerciales. La capa vegetal sirve como protección del resto de elementos de este tipo de cubiertas.

El primer paso antes de instalar una cubierta verde en la zotea de un inmueble es el comprobar que su estructura resiste el peso, algo que suele ser frecuente. Hay que considerar, además, que en la rehabilitación de una cubierta plana se retiran los acabados existentes (baldosas, grava, etc), de mayor peso que los componentes de la nueva cubierta. Después se instala el aislamiento térmico, la impermeabilización y la lámina geotextil, a la vez se comprueban, protegen y reparan los sumideros de pluviales. El último paso, en vez de volver a instalar un solado tradicional compuesto por baldosas, es colocar los módulos de plástico con el sustrato con la vegetación adecuada al clima de la ciudad donde se encuentra.

Alineación de árboles en los Jardines de La Granja. Trabajos realizados en el estudio de la paisajista María Medina para Patrimonio Nacional.

Plan de ordenación de los Jardines de La Granja. Trabajos realizados en el estudio de la paisajista María Medina para Patrimonio Nacional.

Instalación de una cubierta verde, sobre lámina geotextil, en la azotea de un edificio de viviendas.

Cubierta verde en edificio comercial tras cinco años de su instalación

Jardines del Palacio de Galápagos, Guadalajara